Cuántos tomates diferentes existen

¿Cuántos tomates diferentes existen?

En Saber Comer solemos dedicar algunas publicaciones a los beneficios nutricionales de ciertos alimentos. Frutas, verduras, carnes y pescados que redundan en tu buen estado de salud. ¿Alguna vez te has preguntado cuántos tomates diferentes existen? En este post, trataremos de ver algunos de los más conocidos.

 

De ensalada

 

Suelen tener un color más bien tirando a verde. Como su propio nombre indica, es utilizado para consumo en fresco y crudo. Se cultivan en España, Portugal, Bélgica y Países Bajos.

 

Cherry

 

Son los más pequeños. Antes los había solo rojos, pero cada vez hay más naranjas y amarillos. Además de comerlos en ensalada, quedan muy bien en guarniciones y de picoteo. Los más comunes se cultivan en España, Portugal y Marruecos.

 

En rama

 

De tamaño medio o pequeño y de color rojo más bien intenso. También utilizados para ensalada y cultivados en España, Holanda y Portugal.

 

Pera

 

Tienen forma alargada, son de color brillante y más dulces y aromáticos. Normalmente se utilizan para freír, preparar salsas, conservas y gazpachos. Se cultivan en España y Portugal.

 

Canarios

 

Son de tamaño medio, duros y consistentes. Se utilizan en cocina y para elaborar salsas. En España los hay todo el año, en Portugal solo de julio a septiembre.

 

Especiales

 

Este es un cajón de sastre en el que podemos encontrar muchas variedades. Desde el tomate rosa, al Raf, pasando por el ‘Corazón de buey’, el Kumato, el Otello y el Monterosa.  Por norma general, tienen registrada una patente y tienen que pagar unos royalties para cultivo o comercialización.

 

 

Entonces, ¿cuántos tomates diferentes existen? Probablemente, menos de los que habrá en un futuro. Los avances en ingeniería alimentaria hacen imaginar que la oferta de alimentos puede evolucionar hacia productos hoy desconocidos. En Saber Comer estaremos atentos para contarte otras muchas curiosidades.

 

 

En Saber Comer | Diferencias y semejanzas de la margarina y la mantequilla

 

 

 

Deja un comentario