Mitos y verdades sobre el alcohol que necesitas conocer

Mitos y verdades sobre el alcohol que necesitas conocer

 

 

Hay muchas sustancias que nos han acompañado a lo largo de la Historia y que, incluso hoy en día, aún consumimos con regularidad. Aunque se vuelvan más sofisticadas y ofrezcan una mayor variedad, la esencia y los efectos que producen en nuestro organismo siguen siendo los mismos. Por supuesto, nos referimos al alcohol, de modo que, en esta entrada, desde Saber Comer te traemos los mitos y verdades sobre el alcohol que necesitas conocer.

 

Todo depende de tu consumo

 

No han sido pocos los comentarios relacionados con la idea de que, si sólo bebemos alcohol en momentos puntuales, como los fines de semana, los efectos no serán tan grandes.

¡Falso! En primer lugar, hay que tener en cuenta que se trata de una sustancia adictiva. Por tanto, el daño que provoca depende del llamado ‘patrón de consumo’, es decir, de la cantidad y la intensidad de las bebidas que consumas. También existe el riesgo de convertirse en un hábito, hasta el punto de no divertirse sin beber, de modo que debemos tener cuidado.

 

Me ayuda a combatir el frío

 

Tal vez, esta sea la idea más extendida. Pero es importante señalar que también se trata de un mito, ya que, esa famosa sensación de calor se debe a la dilatación de los vasos sanguíneos y la dirección de la sangre hacia la superficie de la piel. Sin embargo, ese fenómeno sólo es momentáneo; después, la temperatura interna de nuestro cuerpo empieza a disminuir poco a poco.

Si vas a beber alcohol y hace frío, te recomendamos que lo hagas abrigado. Y, si te encuentras en un estado de embriaguez, ¡evita las duchas frías para despejarte!

 

Es un alimento

 

Diversos estudios han puesto de manifiesto que, en adultos, el consumo moderado de alcohol disminuye el riesgo de padecer enfermedades de corazón, pero estos efectos beneficiosos no aparecen en todas las personas ni en todos los casos. Además, como suele ocurrir con todas las bebidas, el hecho de que bebamos cantidades ingentes no significa que nos llenen el estómago. La mayor parte se absorbe en el intestino delgado, de forma que, al beber con el estómago vacío, pasa rápidamente allí, produciéndose un pico elevado de concentración en sangre.

 

 

¿Conocías estos datos? Desde Saber Comer, creemos que nunca está de más tenerlos presentes. Por eso, esperamos que, estos mitos y verdades sobre el alcohol que necesitas conocer te ayuden a incorporarlo en tu ocio de forma responsable.

¡Que nada te estropee la fiesta!

 

 

En Saber ComerCuatro alimentos que pueden ayudarte a cuidar tu flora intestinal

 

 

 

Deja un comentario