Cuatro cosas que la cerveza puede hacer por ti

Cuatro cosas que la cerveza puede hacer por ti

El calor ha estado apretando mucho estos meses. Y, como suele ocurrir cuando las temperaturas se disparan, también se dispara nuestras ganas de sentarnos y tomarnos una cervecita bien fresca, la cual siempre ha sido uno de los remedios más eficaces para calmar la sed en un primer momento. Por eso, desde Saber Comer, te hablaremos de cuatro cosas que la cerveza puede hacer por ti más allá de refrescarte.

Afecta a tu microbiota

Más allá de lo refrescante que pueda resultarnos ese primer trago y de la chispa que pueda darnos en un momento determinado, la cerveza puede tener varios efectos positivos para nuestro organismo si la consumimos de forma moderada. Por ejemplo, puede beneficiar a nuestra microbiota intestinal; los polifenoles pueden modificar la composición de la misma, favoreciendo el crecimiento de algunas bacterias beneficiosas e impidiendo la proliferación de otros elementos perjudiciales.

Ayuda a tu corazón

Estudios recientes han demostrado también que el consumo regular y moderado de cerveza tradicional podría favorecer el proceso de reparación tras sufrir un infarto, lo que deriva en una menor tamaño de la cicatriz del corazón y una mejora en el funcionamiento cardiaco global. Además, también se ha comprobado que el consumo moderado de cerveza no tiene incidencia en el peso y mejora la función endotelial, es decir, aquella que regula el flujo sanguíneo.

Nutre más de lo que parece

¿Sabías que la cerveza está compuesta por una gran cantidad de nutrientes? Según la Fundación española del Corazón, se constituye de una gran variedad de vitaminas, proteínas, ácido fólico, minerales como el fósforo, el silicio o el sodio, y antioxidantes. Asimismo, el aporte calórico puede variar según los distintos tipos de cerveza y su contenido en hidratos de carbono. Pero, por lo general, oscila en torno a las 45 kcal/100 ml de la cerveza tradicional y las 17 kcal/100 ml en el caso de la cerveza sin alcohol.

¡Sirve para cocinar!

¿Cómo? ¿Creías que sólo puedes tomar cerveza en un vaso? Lo cierto es que existen diferentes recetas en las que se incluye esta bebida como parte de la salsa, con el valor añadido de que, al cocinarse, el alcohol se evapora, quedando su valor nutricional intacto. Como propuesta, te recomendamos incorporarla a tus guisos de pollo o conejo.

¿Qué te ha parecido? ¿Conocías estas propiedades de esta histórica bebida? Desde Saber Comer, esperamos que, a partir de ahora, tengas en cuenta estas cuatro cosas que la cerveza puede hacer por ti. Y, sobre todo, que la consumas de forma responsable, ya que el exceso nunca es bueno. 

¡Brindemos! 

En Saber Comer |  ¿Cómo debes alimentarte si tienes Covid persistente?

Deja un comentario