Tres deliciosas razones por las que deberían darte calabazas

Tres deliciosas razones por las que deberían darte calabazas

 

 

La calabaza puede encontrarse durante todo el año, pues hay calabazas de invierno y calabazas de verano. La calabaza, además de ofrecer una gran variedad de recetas, es altamente beneficiosa. Así que, en Saber Comer te traemos tres deliciosas razones por las que deberían darte calabazas.

Antes de empezar, cabe señalar que la calabaza es muy versátil y se presta a muchas preparaciones y cocciones, aunque, para preservar todos sus nutrientes, no conviene cocer la calabaza en exceso. Como mucho, es mejor dejarla unos 20 minutos.

 

Refuerza las defensas

 

Mantiene en buen estado el sistema inmunitario y previene gripes y catarros. Eso se debe a que posee una buena cantidad y variedad de tipos de carotenoides, que ayudan a reforzar dicho sistema. Por otro lado, también es rica en zinc, igualmente fundamental para el buen funcionamiento de las defensas.

 

Ayuda a la digestión

 

Por lo general, la calabaza es un alimento suave para nuestro sistema digestivo. No en vano, se suele recomendar para combatir la gastritis, la úlcera gastroduodenal y el estreñimiento. Para esto, recomendamos consumirla con su pulpa, puesto que tiene una acción suavizante y protectora de la mucosa del estómago e intestino.

 

Protege tus ojos

 

Como suele pasar con las hortalizas como la zanahoria, la calabaza resulta muy beneficiosa para la salud ocular. Ayuda a prevenir las cataratas, la fotofobia y la ceguera nocturna.

Ello se debe a que, el beta-caroteno presente en este alimento, es un potente antioxidante que se transforma en vitamina A o retinol en nuestro intestino delgado. Esta vitamina es fundamental para la visión, especialmente para los que padecen problemas oculares, y para combatir la degeneración de la retina.

 

Por supuesto, la calabaza presenta otros muchos beneficios, como la prevención de la cistitis o los cálculos renales. Y, lo mejor de todo, es que puede ser un ingrediente estupendo para los guisos de carne. Aunque también puede consumirse en crema, flan o, como más se suele conocer, como una tarta.

¿Eres fan de este alimento? ¿Alguna vez te han obsequiado con uno? Desde Saber Comer esperamos que, a partir de ahora, tengas en cuenta estas tres deliciosas razones por las que deberían darte calabazas.

¡Disfruta!

 

 

En Saber Comer | Empieza a comer magenta

 

 

Deja un comentario