Proteínas: no sólo se encuentran en la carne

Proteínas: no sólo se encuentran en la carne

 

 

El consumo de carne es algo que está profundamente arraigado en la sociedad. El ser humano siempre ha echado mano de ella para alimentarse, pero, en los últimos años, se ha hecho patente la necesidad de reducirla en pos de la salud, además de la mejora del bienestar de los animales. Si se hace correctamente, puede ser viable. Por eso, en Saber Comer te traemos el artículo proteínas: no sólo se encuentran en la carne. 

¿Quiere dejar de comer tanta carne pero no sabes cómo sustituirla? Quédate y te explicaremos un par de ejemplos que podrán darte ideas para incluir en tus platos. 

 

Siempre han estado ahí

 

El ser humano siempre ha necesitado proteínas para potenciar su metabolismo, ya que, aunque no lo parezca, el cuerpo invierte energía en digerir los alimentos y absorber sus nutrientes. De hecho, se las considera más eficaces que los carbohidratos y las grasas en esa función. Además, son beneficiosas para el mantenimiento de nuestras células, tejidos y masa muscular. Y, lo mejor de todo, es que han estado siempre con nosotros, incluso en los vegetales no exóticos, o, dicho de otro modo, en alimentos que siempre hemos tenido a nuestro alcance. 

A continuación, te traemos unos ejemplos. 

 

Soja

 

Este alimento lleva en boca de muchos desde hace años. Actualmente, podemos encontrar en el supermercado todo tipo de productos que la contienen, así como también podemos encontrarla en brotes para añadirla, por ejemplo, a nuestras ensaladas, pero, ¿sabías que tienen un gran valor proteico? De hecho, es considerada como una de las mayores fuentes de proteínas del mundo vegetal. 

Dentro de este alimento, podemos encontrar varios tipos, como la amarilla (la que contiene más proteínas), la verde, la negra y la roja (la que menos proteínas contiene). 

 

Habas 

 

No en vano, esta legumbre es una de las más conocidas en la dieta mediterránea. De hecho, es uno de los alimentos que más se recomiendan en las dietas vegetarianas y veganas debido a su alto contenido en proteínas. Además, también son ricas en hierro, lo que puede ayudar a combatir problemas como la anemia, y en potasio, beneficioso para el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

 

Almendras

 

Aunque pequeñas y simples, las almendras también contienen una gran cantidad de proteínas, entre otras muchas sustancias beneficiosas para nuestro organismo. Aportan, aproximadamente, unos 20 gramos por cada 100 gramos del producto. Además, refuerzan el sistema inmune. 

¡Cuidado! Al igual que con el resto de frutos secos, recuerda consumirlas con prudencia, ya que, aunque podamos tomarlas todos los días, aportan muchas calorías, por lo que es recomendable comer una cantidad pequeña.

 

 

Está claro que, para obtener esta sustancia de los vegetales, no necesitamos irnos a destinos exóticos. Basta con saber elegir bien los productos de nuestra tierra o, al menos, aquellos que llevan formando parte de ella desde hace tiempo. 

Desde Saber Comer, esperamos haberte dado un par de ideas sobre los alimentos que pueden aportarte proteínas: no sólo se encuentran en la carne. No dudes en incorporarlos a tus menús. 

¡Buen provecho!

 

 

En Saber Comer | Cuatro alimentos que pueden ayudarte contra el Covid 

Deja un comentario